La recuperación de la cirugía de aumento de Pecho paso a paso


Debido a que cada paciente es diferente, comprender el proceso de “caída y pérdida de volumen” es una parte importante de la recuperación del aumento mamario.

“caída y pérdida de volumen”. Puede sonar como algo sacado de una guía de cuidado de almohadas, pero en realidad se refiere al proceso por el que pasan los implantes mamarios después del aumento mamario.

Según el cirujano plástico experto en cirugía de senos Dr.Roberto Moltó, a medida que la piel del seno se estira y los músculos se relajan, los implantes se desplazan lentamente hacia abajo y hacia afuera. Esta es la “caida”. La “pérdida de volumen” se refiere a los implantes que rellenan el polo inferior del tejido mamario (debajo del pezón), un área de la que muchas pacientes se quejan de que parece vacía antes de la cirugía.

El proceso de caída y la pérdida de volumen lleva tiempo, y las pacientes no deben preocuparse si sus senos no se sientan inmediatamente en la posición deseada. A medida que pasa el tiempo, la parte inferior del seno comienza a proyectarse más y el seno toma una forma más natural.

Pero, ¿cuándo ocurre esto? ¿Y qué más se puede esperar durante el proceso? Sigue leyendo para obtener más información sobre el proceso de recuperación del aumento mamario.

 

El proceso de “caída y pérdida de volumen” tras la cirugía

Según el cirujano plástico Dr.Molto, la mayoría de las pacientes de aumento mamario que se someten a la colocación de implantes mamarios submusculares notan que sus implantes se colocan en lo alto de los senos durante las primeras semanas de su recuperación. Esto es normal. Esto es causado por el estiramiento del músculo pectoral, que levanta los implantes hacia arriba. A medida que el músculo se relaja, los implantes se asientan y comienzan a llenar su envoltura de tejido superpuesta.

De acuerdo con el cirujano plástico Dr.Molto, el proceso de caída y pérdida de volumen “puede verse afectado por varias variables incluyendo la tensión pectoral preexistente, el tamaño del implante y la firmeza del tejido mamario y la piel“. Pero él y otros cirujanos plásticos dicen que el proceso es el mismo, tanto en implantes salinos como en implantes de silicona.

La forma del implante tampoco importa, dice el Dr.Moltó. “La parte inferior del seno se vuelve más prominente y el seno toma una forma más natural, en forma de lágrima’, incluso si se trata de un implante redondo“, dice.

Sin embargo, la caída y la pérdida de volumen pueden variar según el tamaño de los senos y el recubrimiento del implante, según el  Dr. Roberto Moltó. “Los implantes más pesados caerán más, ya que hay una mayor atracción de la gravedad“, dice. “Los implantes texturizados pueden caer menos que los implantes lisos, ya que los implantes texturizados tendrán más fricción con los tejidos circundantes; esto puede contrarrestar la influencia de la gravedad“.

Para ayudar a que los implantes se asienten en su posición correcta, los cirujanos plásticos recomiendan que sus pacientes usen una banda para los senos, y muchos recomiendan también masajear los implantes.

Comprender este proceso es una parte importante de la preparación para la cirugía de implantes mamarios. Esto se debe a que las pacientes necesitan entender cómo los implantes cambiarán con el tiempo, y a qué deben estar atentas. Después de unos días empiezan a caer. A las seis semanas por lo general están casi en su sitio, y por lo general han llegado a su posición final después de tres meses.

Cuando terminan ‘cayendo’ y el polo inferior está ‘perdiendo volumen’, debes ser capaz de sentir el borde del implante en o justo por encima del pliegue inframamario”. “Eso significa que ha caído en el bolsillo“. Pero como los senos casi nunca son simétricos, el implante en el que tienes más espacio generalmente caerá más rápido.

Este sentimiento es compartido por varios cirujanos. “Desafortunadamente, los senos raramente se comunican entre ellos, y parecen querer hacer las cosas independientemente“. “Es muy común que un pecho caiga en la posición “perfecta” mientras que el otro tercamente se mantiene alto y apretado.” Hasta que ambos se caen, muchos pacientes se preguntan si hay un problema o si necesitan una revisión, dice Moltó.

Por lo general, este no es el caso, pero si los senos de una mujer no parecen estar cayendo a un ritmo normal, podrían estar desarrollando una contractura capsular. Comenzaría a considerar esto si al cabo de un mes el implante no muestra ningún cambio de posición. Si después de seis semanas el implante no parece haber caído correctamente, y la parte inferior de tu seno se siente “vacía”, debes consultar con tu médico. Esto podría significar que el músculo no se ha liberado completamente para hacer el bolsillo o podría significar que se ha desarrollado una ligera contractura capsular. En cualquier caso, el cirujano necesitará tomar medidas para tratar el tema.

 

Cronología de recuperación del aumento mamario

Cada paciente es diferente, así que es imposible saber exactamente cuánto tiempo tardará en recuperarse. Dicho esto, he aquí un período de recuperación aproximado para el aumento mamario:

 

Primera semana

Durante tu recuperación, es importante que sigas cuidadosamente las instrucciones de tu cirujano plástico. Es probable que se te aconseje descansar de 24 a 48 horas después de la cirugía. Durante este tiempo, los músculos dentro y alrededor de los senos probablemente se sentirán tensos y adoloridos. Esto es normal; es sólo el cuerpo comenzando a sanar los tejidos lesionados. Debes hacer arreglos para que tus amigos y/o miembros de la familia te ayuden durante los primeros días, porque incluso las tareas pequeñas se interponen en el proceso de curación.

Ciertos efectos secundarios también pueden aparecer durante los primeros dos días. Estos pueden incluir malestar general, moretones, hinchazón y sensibilidad en el pezón. Se pueden utilizar compresas de hielo para compensar la hinchazón. Tu cirujano te dará instrucciones con respecto a los analgésicos o puede recetarte medicamentos, si es necesario.

Lo más probable es que tu cirujano también te proporcione una faja elástica de compresión (también conocida como sostén quirúrgico) para que la uses durante este período de tu recuperación. Usar esto reducirá tu riesgo de ciertos efectos secundarios y complicaciones y disminuirá el tiempo de recuperación.

Después de la primera semana, la mayoría del dolor y los moretones desaparecerán y la inflamación comenzará a disminuir. En este momento del proceso de recuperación, muchos pacientes pueden volver al trabajo y a las actividades normales que no implican esfuerzo físico, pero es una buena idea consultar con tu cirujano para asegurarte.

Durante este tiempo (durante las tres primeras semanas) es imperativo que los pacientes eviten levantar objetos pesados o realizar actividades físicas. Esto permitirá que se formen los bolsillos alrededor de los implantes, y evitará tirar del borde del músculo, desgarrar el músculo y sangrar, o causar hinchazón prolongada. Si el paciente no sigue de cerca estas instrucciones y se desarrolla un problema con un implante, puede ser necesaria una nueva operación para corregir el implante.

 

Las siguientes semanas

Alrededor de la segunda o tercera semana, cualquier efecto secundario que estés experimentando debe desaparecer, pero es posible que todavía tengas dolores y habrá algo de inflamación. Debes sentirte con más energía y ser capaz de volver a la mayor parte de tu rutina diaria. En este momento debes hacer paseos ligeros, los cuales son buenos para la circulación, pero aún así debes evitar cualquier tarea que involucre esfuerzo físico, particularmente aquellas que involucran a los músculos del pecho.

Durante las semanas cuatro a seis la hinchazón debería haber disminuido y deberías comenzar a tener una mejor idea de cómo se verán tus resultados finales. En este punto tus senos todavía están sanando y adaptándose a los implantes, pero gran parte de la piel, músculo y tejidos grasos se han recuperado. Sin embargo, es importante que hables con tu cirujano antes de reanudar cualquier tarea físicamente exigente.

 

Después de 6 semanas – los meses siguientes a la recuperación

Desde aproximadamente seis semanas a tres meses después de la cirugía, el resto de los tejidos que rodean los implantes deben sanar y toda la hinchazón debe disminuir. La forma final de tus senos tomará forma y las cicatrices comenzarán a desvanecerse. Para el tercer mes, los implantes deben estar completamente colocados. Mientras tanto, es importante que seas paciente con tu cuerpo. No saques ninguna conclusión sobre los resultados finales hasta después de los primeros meses.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *