Recuperación tras una Abdominoplastia


La recuperación después de una cirugía estética de abdomen no es fácil, te dolerá y muchas de las tareas que antes hacías casi sin esfuerzo sentirás que son imposibles. Es muy importante que tú y las personas que te rodean seáis plenamente conscientes de ello y, lo que es más importante, que tu hogar esté equipado para que tu recuperación sea perfecta.

Inmediatamente después de una cirugía estética de abdomen, por lo general necesitarás una estancia de 1 a 2 días en el hospital para que puedan controlarte. Cuando hayas sido dado de alta te marcharás con una prenda de soporte abdominal que deberás llevar puesta durante 2 semanas. También te irás con antibióticos y analgésicos para las próximas 2 semanas.

Por lo general, te recomendamos que pidas de 2 a 3 semanas de baja del trabajo. Puedes sentir que puedes regresar al trabajo después de una semana, pero esto realmente dependerá del tipo de trabajo que hagas y del trayecto para ir.

Consejos de Postoperatorio y Recuperación de la cirugía Estética de abdomen


Hemos recopilado algunos consejos importantes con la ayuda de algunos de nuestros antiguos pacientes de abdominoplastia para garantizar que tu recuperación sea lo menos estresante posible.

  • En primer lugar, si sientes que algo puede estar mal – ponte en contacto con tu cirujano o su equipo tan pronto como sea posible.
  • Asegúrate de tener a alguien que te cuide. Puede parecer una tontería antes de la cirugía, asegurarse de tener a alguien que te cuide durante las primeras 48 a 72 horas después de la cirugía, pero confía en nosotros; incluso las tareas más simples, como ir a buscar una bebida, pueden parecer una maratón en esta etapa temprana y realmente apreciarás la ayuda.
  • Una vez más, no sientas que necesitas actuar con fuerza – si te han dado medicamentos para el dolor, tómalos. Si estás luchando contra el dolor, esto hará que tu cuerpo se sienta estresado, y es conocido que el estrés aumenta significativamente el tiempo de curación.
  • Utiliza tu teléfono para establecer recordatorios de cuándo tomar cada uno de los medicamentos, ya que cada tipo puede tener diferentes horarios y ¡no querrás perderte uno!
  • El cirujano puede sugerir el uso de una compresa fría en la incisión/abdomen. Esta es una buena manera de reducir la hinchazón – sólo asegúrate de que tu cirujano te haya dicho que está bien hacer esto, y que el hielo o las compresas frías no se aplican directamente sobre la piel.
  • No te alarmes por lo hinchado que te puedas ver o sentir. Esto es totalmente normal – sigue bebiendo mucho líquido, ya que esto no sólo te mantendrá hidratado sino que también reducirá la hinchazón.
  • Mantén una alimentación saludable, lo peor que puedes hacer es “no comer”. Tu cuerpo está trabajando duro para sanarse a sí mismo y a pesar de que no están tan activos como normalmente lo están, todavía necesita esa energía. Aunque sientas un poco de náuseas, prueba a comer algo que te guste.
  • No te resistas a la necesidad de dormir. Si estás luchando por mantenerte despierto, entonces es tu cuerpo diciéndote que necesita descansar. Dormir la siesta es algo bueno; permite que tu cuerpo se concentre en la curación.
  • Evita fumar. Es posible que ya hayas dejado de fumar en las semanas anteriores a tu procedimiento, pero es aún más importante dejar el tabaco después del procedimiento, ya que esto puede interferir realmente con tu curación.
  • Sin movimientos excesivos. Es posible que tengas un día en el que te sientas bien, pero no lo aproveches. Evita levantar objetos pesados y agacharte hasta que el cirujano te dé el visto bueno y no exageres si tiene ganas de salir.
  • Mantente en movimiento – Aunque acabamos de decir “no exageres” al mismo tiempo, es importante que mantengas tu circulación sanguínea en marcha levantándote y caminando. También te hará sentir un poco mejor en lugar de estar en el sofá todo el día todos los días.
  • Tus emociones estarán “a flor de piel” después de la cirugía, por lo que cualquier sensación de tristeza es completamente normal. Tu cuerpo ha pasado por un “trauma”, por lo que puedes experimentar sentimientos de pesar y falta de atractivo, después de ver tus cicatrices (que estarán muy rojas en las primeras etapas) y la hinchazón – pero simplemente recuerda cuál es tu objetivo final.

 

cicatriz resultante de una cirugía de abdomenLa recuperación de abdominoplastia no tiene por qué ser tan mala como has escuchado.  Sigue los consejos de tu cirujano, usa tus prendas quirúrgicas y asiste a todas las citas postoperatorias cuando sea necesario y verás cómo en buenas manos, el tiempo de recuperación pasa pronto.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *